En este momento estás viendo Cómo lidiar con el síndrome del impostor/a

Cómo lidiar con el síndrome del impostor/a

¿Has sentido alguna vez al ir a trabajar que eres un fraude? ¿Tienes miedo a que descubran que no mereces el sitio donde estás? Si tienes estos sentimientos de forma habitual es posible que hayas desarrollado el síndrome del impostor/a y hoy hablaremos de cómo lidiar con él.

¿Qué es el síndrome del impostor?

El síndrome del impostor es un trastorno psicológico en el cual las personas son incapaces de aceptar y reconocer sus propios logros.

Algunos investigadores han vinculado este trastorno al perfeccionismo, sobre todo en mujeres, las cuales tienden a minimizar y subestimar sus logros y su éxito.

Si a pesar de que en tu entorno laboral demuestras que eres capaz, ¿estás convencido/a de que no mereces el éxito que has logrado? ¿Tienes miedo a que te «descubran»? Los “impostores” piensan que es por mera suerte o que están engañando a los demás al pensar que son más inteligentes y capaces de lo que en realidad son.

Cómo lidiar con el síndrome del impostor/a

Reconoce tus logros

Aunque te cueste mucho trabajo y aunque no termines de creértelo del todo, procura repetirte (incluso en voz alta) lo bien que has hecho algo o lo buena que eres en un ámbito.

En un principio lo harás de forma forzada e incluso con vergüenza al parecerte que estás siendo poco humilde pero repetirlo terminará por fijar esa creencia positiva de ti mismo.

Deja ir a tu perfeccionista interior y sé amable contigo mismo

Muchas personas que sufren este síndrome buscan el alto rendimiento, establecen estándares muy altos para sí mismas y están comprometidas a hacer lo mejor y ser las mejores.

Sin embargo, el perfeccionismo solo alimenta al síndrome del impostor. Cuando te sientes como un fraude, normalmente es porque te estás comparando con un parámetro «perfecto» que es imposible de alcanzar y poco realista.

Tu objetivo debe ser naturalizar el error, reconocer que es normal equivocarse y no magnificar y ser catastrofista. Todo el mundo comete errores, no pasa nada porque tú también los cometas.

No te compares con los demás

Céntrate en tu propio camino. Fíjate en el trabajo de los demás desde la inspiración y la admiración pero no dejes que los logros de los otros disminuyan tus éxitos.

No sabes qué hay detrás de su proyecto, sus inicios o sus apoyos, por eso nunca debes compararte con otros casos.

Rodéate de personas que te valoran

Es algo que se suele decir pero es fundamental que dejes atrás a aquellas personas que menosprecian o quitan valor a tu trabajo y tus logros.

Rodéate de personas que sean capaces de admirar y reconocer tu éxito y que sigan apoyándote para que continúes creciendo. Si tu entorno cree en ti, hará que tú también empieces a hacerlo.

Si quieres seguir mejorando personal y profesionalmente, te recomendamos esta entrada de blog para trabajar el autoconocimiento: Escudo de cualidades


No se permite la reproducción y/o publicación, total o parcial, del sitio web y el contenido del blog, ni su tratamiento informático, su distribución, difusión, modificación o transformación, sin el permiso previo y por escrito de io-social.

Deja una respuesta